torroba libro iccmu

Casares y mucha historia

Federico Moreno Torroba. Una vida musical en tres actos. Walter Aaron Clark y William Craig Krause. ICCMU. Madrid, 2021

Publica cinco años después el Instituto Complutense de Ciencias Musicales la traducción de Federico Moreno Torroba: A Musical Life in Three Acts, con traducción de Luis Gago, editada originalmente por Oxford University Press. Un libro a todas luces no sólo válido, sino necesario, en tanto en cuanto no contamos en nuestro país con ninguna biografía dedicada a la figura de uno de nuestros autores de zarzuela más reconocidos, con títulos imprescidibles como, quizá, la más conocida de todas las obras del género: Luisa Fernanda, además de La chulapona, La marchenera, Monte Carmelo, Maravilla o La caramba... y así hasta superar el centenar de partituras escénicas, incluyendo tres óperas. Destaca también su producción para guitarra (con una decena de conciertos que incluyen hasta cuatro solistas) y sus poemas sinfónicos, contando también con ballets, canciones, piezas para piano, suites orquestales... Un hombre dedicado a la música, que vivió de la música y cuya labor y obra, para variar no hemos reconocido como se merece en nuestro país.

La biografía que ahora leemos en castellano cuenta con la perspectiva y necesaria distancia no sólo temporal, sino georgráfica, estando firmada por los musicólogos estadounidenses Walter Aaron Clark y William Craig Krause. Por ello, seguramente, su aproximación a Torroba comienza de lo general a lo concreto, encuadrando en coordenadas sociales y políticas su vida y trabajo. De hecho, el libro, como si de una novela negra nórdica se tratara, no entra en el meollo (musical) hasta muy avanzada la paginación, haciendo hincapié en detallar y definir el contexto en el que nació, creció y trabajó el compositor. A buen seguro, es algo que agradecerán los lectores y lectoras ajenos a nuestra historia y, para qué vamos a engañarnos, tambien quienes han de estudiarla aquí. Con todo, el texto está trufado de declaraciones que pueden llamar la atención. Se huye, por ejemplo, de la generalización de lo que significa "ser español", algo que es de alabar. Al mismo tiempo, dictamina qué significa y quién puede "ser madrileño" en un tono totalmente errado, a mi entender. De Madrid es el que viene a Madrid, quiera o no, porque Madrid es de todos... o así debería ser. Se habla, esto ya es más serio, de que "muchos compositores y artistas eminentes hicieron, de hecho, las paces con el régimen de Franco". Curioso eufemismo, cuanto menos... como si con un dictador se pudiera "hacer las paces". Y es que una obsesión de Clark y Krause es alejar a Torroba del régimen fascista, algo que el lector o lectora deberá decidir por sí mismo. Es algo complicado, ya que no sólo era cuestión de ser fascista, sino que se podía (y puede) ser fascista, franquista, falangista, simpatizante, colaboracionista... Sea como fuere, insisto, el encuadre social y político del músico, su círculo y su época quedan muy detallados, en el primer y, sobre todo, en el "Segundo acto" de los tres en que se divide el libro.

Cada uno de ellos, en realidad, se divide en tres visiones que nos acaban por introducir, de lleno, en el autor. Una primera "escena" detalla las coordenadas de las que les vengo hablando, una segunda hace lo propio con la vida personal y profesional de Moreno Torroba, y una tercera ahonda en algunas de sus obras de cada etapa. En todos ellos, pero he de resaltar aquí los referentes a su vida y música, la labor de investigación llevada a cabo por los autores es impresionante, al mismo tiempo que apasionante, con multitud de referencias y detalles. Una escritura rica y profusa en acontecimientos, en decisiones, curiosidades... De entre todas las fuentes referidas, surge aquí, como en tantas ocasiones, la figura de Emilio Casares, prácticamente a cada pocas páginas, y es justo el reconocimiento a su labor que se desprende en esta biografía y que he de recalcar aquí. Sin Casares, la zarzuela y toda la lírica española estarían, hoy por hoy, faltas de un pilar indispensable en su recuperación, protección y difusión. Esta misma biografía, que resulta muy internacional, no hubiese sido posible, lo doy por hecho, sin su apoyo, sin su tiempo. A buen seguro hay y habrá musicólogos y musicólogas en su estela, pero todos ellos estarán conmigo en que la notabilidad, energía, perseverancia, vehemencia de Casares es muy difícil de alcanzar.

Regreso al texto, una radiografía imprescindible no sólo a Federico Moreno Torroba, sino a la vida social y política de su época, que queda ahora, ya en castellano, como referencia bibliográfica. Por lo demás, se presenta una edición, como es costumbre en el ICCMU, siempre cuidada. Quizá, a mi parecer, se haga un poco costosa la lectura con la tipografía y el tamaño de letra escogidos, pero tal vez se haya realizado así para reducir paginación y, con ello, el siempre elevado coste de sus publicaciones. En cualquier caso, bienvenido, imprescindible, necesario.

Foto: ICCMU.

DO20 Platea Magazine 1000x500