LogoPlateaNuevoCompleto
LogoPlateaNuevo V
idealista 550x100 dibuja corazon

Butterfly Peralada TotiFerrer1

 

¿Flores en Nagasaki?

Peralada. 07/08/2017. Festival Castell de Peralada. Puccini: Madama Butterfly. Ermonela Jaho, Bryan Hymel, Carlos Álvarez, Gemma Coma-Alabert, Vicenç Esteve Madrid, Carles Pachón y otros. Dir. de escena: Joan Anton Rechi. Dir. musical: Dan Ettinger.

El Festival Castell de Peralada llegaba a su trigesimo primera edición con una nueva producción de Madama Butterfly en cartel. En realidad, se había estrenado ya en Duisburg hace unos meses, al tratarse de una coproducción con la Deutsche Oper am Rhein. Firmada por Joan Anton Rechi, la propuesta no termina de llegar a buen puerto. Y es que Rechi maneja una buena idea que se le deshace entre las manos. Traslada la acción al Nagasaki de la Segunda Guerra Mundial, golpeado por la bomba atómica (al cierre del primer acto). Lo que vemos a partir de entonces es un panorama desolador y ruinoso, en el que cuadran algunas cosas y otras no tanto. 

Butterfly Peralada TotiFerrer2

 

La idea es atractiva aunque tampoco es una gran novedad. El problema mayor es la falta de coherencia (la verosimilitud es otra cosa, y cabe suspenderla si la dramaturgia funciona). En lo positivo quedan atractivos detalles en la dirección de actores, sobre todo en el retrato de un Pinkerton aún más canalla al que quizá no hacía falta exagerar en su condición. La palmada en el trasero a Suzuki o el gesto de arrojar el contrato nupcial a la basura acrecientan la impresión de un personaje despiadado y sin escrúpulos, de una vileza sin fin como queda claro en la última escena, cuando se lleva al niño ante el cadáver de Cio-Cio-San, a la que ha visto morir con sus propios ojos.

Pero sobre todo chirría esa idea de una Nagasaki devastada, en contraste con la frase de Pinkerton cuando regresa y afirma que “nada ha cambiado en tres años”. No tiene ningún sentido tampoco el dúo de las flores entre Butterfly y Suzuki, quienes súbitamente encuentran sendos manojos de flores en mitad de las ruinas. ¿Flores en Nagasaki? No parece lo más coherente. La producción intenta trasladar a otro marco la acción, buscando un realismo tal que termina por deshacer el corazón verista de la obra. La representación avanza sin magia, demasiado desnuda en numerosas ocasiones. En resumen: una idea estimable a la que no se ha sabido dar forma por completo.

Butterlfy Peralada TotiFerrer3

 

En el rol protagonista, Ermonela Jaho volvió a demostrar que ha hecho de Cio-Cio-San su papel fetiche. Gran artista, supo incluso resolver la escena final de su muerte cuando comprobó que el cuchillo para hacerlo se había caído de la atalaya donde representa este cuadro final. Y sin embargo, no encontramos aquí la magia que hubo apenas hace unas semanas en el Teatro Real. En todo caso la soprano albanesa sigue demostrando inteligencia y un arte consumado en el hacer más con menos, pintando una Butterfly que evoluciona desde lo frágil a lo temperamental.

Bryan Hymel convenció con un Pinkerton firme y de agudos brillantes. Con la voz fuera, grande y sonora, siempre liberada aunque con un regusto gutural y nasal en la emisión, fraseó con más empaque que matiz, ofreciendo un retrato intachable y vibrante del “diavolo d´un Pinkerton”, en mejor forma que en la Scala de Milán. Carlos Álvarez confirmó una vez más que se encuentra en momento de forma espectacular. Es un artista grande y una de las mejores voces de la reciente historia de la lírica en nuestro país, hay que decirlo alto y claro. Buena actuación de Gemma Coma-Alabert como Suzuki, a pesar de un timbre un tanto agrio. Estupendo Vicenç Esteve Madrid como Goro y muy destacable el joven Carlos Pachón como Yamadori.

Al frente de la Orquesta Sinfónica de Bilbao, el maestro israelí Dan Ettinger se esforzó por dibujar una Butterfly con matices, apoyada en el juego melódico de maderas y metales y destacando algunas intervenciones puntuales, como las del arpa. Sin embargo, su enfoque se vio limitado por una formación a la que faltó cuerpo y textura en las cuerdas y un color más variado. El coro del Liceu convenció sólo puntualmente, con una intervención muy desabrida de las voces femeninas en su primera aparición junto a Butterfly.

Butterlfy Peralada TotiFerrer4

 

 

banners ballo 250X250
250x250ILTrovatore
OCT PLATEA T1718 REV0
Celso Albelo A Platea Magazine sept 2017
banner platea 250x250 lina tur
GIF FRA DIAVOLO
OSG PLATEA MAGAZIN 250x250 Banner Tchaikovsky 2017
BANNER OCM ALICESARAOTT 250x205px
IBERM 17 Platea temp banner marz
BANNER HINVES PLATEA 250X250
platea magazine abonos
bannerLIFE esp
Banner 17 18 Platea
FJC banner